¿Disfrutas de Cada Momento del Modo que deberías?

¿Te sorprendes muchas veces trabajando o pensando en trabajo en momentos de Ocio?

Parece una constante en todos nosotros que las respuestas a estas preguntas sean distintas a lo que deberían ser. El modo en el que vivimos nos obliga a tener múltiples tareas que se acumulan y cuyo resultado no es satisfactorio, quizá sí para los demás pero no para nosotros mismos.

Esta falta de satisfacción proviene por una parte por el exceso de información del momento en que vivimos. Barry Schwartz define muy bien este momento en su libro ¿Por qué más es menos? Defiende la teoría de que tener que elegir constantemente de entre muchísimas opciones nos ofrece la sensación de insatisfacción ¿Hubiera sido mejor informarse más?

La segunda fuente de insatisfacción proviene de tener que realizar múltiples tareas al mismo tiempo, robando tiempo de aquí y de allí para terminar dichas tareas todas ellas de un modo lejos del que nos gustaría y todas ellas termnadas según el mismo patrón de interrupciones, prioridades y retrasos.

Hace unos meses tuve la suerte de compartir un Outdoor con mis compañeros de Fundesem. Dicho Outdoor fue conducido por dos grandes profesionales Luis Galindo y Sonsoles Ortiz, muchos conceptos interesantes fueron compartidos en ese viaje pero hay uno que para mi sobresale a todos, el concepto de la Excelencia aplicada al Momento.

Excelencia es una palabra de moda que se aplica en la mayoría de casos a la atención que debe ser ofrecida al cliente, tanto en el servicio como en la calidad del producto. Dejando esta acepción a un lado me gustaría compartir la definición de excelencia respecto a un momento.

Cualquier definición de excelencia debería comenzar haciendo hincapié en que para tener una actitud excelente respecto a alguien o alguna cosa deberíamos sin duda centrar nuestra atención única y exclusivamente en esa persona, cosa, servicio, acción… Es imposible que nadie sienta la excelencia si en lugar de centrarnos en esa persona nos pasamos el rato respondiendo llamadas, revisando el correo o ordenando papeles en lugar de prestar completa atención.

Pues tan simple como eso, la Excelencia en un Momento determinado consiste en enfocar nuestra Atención, Esfuerzo e Interés en una sola tarea durante un momento determinado. Olvidar todo el resto de tareas y enfocarnos de tal modo que nada ni nadie nos desvíe de nuestro propósito, el de finalizar dicha tarea satisfactoriamente.

Se trata de ofrecer verdadera atención a una tarea, volcándonos en ella como si no existiera otra tarea en nuestra lista, como si fuera el único cliente que atenderemos hoy, como si de esa tarea dependiera que tuviéramos la oportunidad de tener otras tareas.

Analizada esta descripción de la excelencia, me di cuenta que la mayoría del tiempo estoy haciendo 2, 3 o 4 cosas a la vez y que ninguna de ellas me ofrece satisfacción una vez terminadas.

Es más, me di cuenta que cuando debería estar descansando, disfrutando de un viaje o de mi tiempo libre, me encontraba muchas veces pensando en cuestiones de trabajo, leyendo emails o haciendo algo que no era desde luego la Excelencia en ese momento.

Desde el principio me pareció un concepto que quizá pudiera solucionar alguno de los sentimientos de frustración que experimento semanalmente y decidí buscar la Excelencia en cada momento.

He de confesar que no es nada fácil, la atención se desvía a cada momento, sobre todo delante de mi Mac donde 6 escritorios con 25 aplicaciones siguen abiertas no sea que me pierda algo interesante de este mundo! (exceso de información, Barry Schwartz, trataré este tema en siguientes posts) Pero lo intento y soy consciente que cada día ofrezco a mis tareas algo más de excelencia y estoy sin duda mucho más satisfecho de los resultados.

No existe regalo mayor para las personas que comparten sus vidas con nosotros, sea en el trabajo o en nuestra vida intima, que dedicarles el 100% de nuestra atención y enfoque. Sólo así conseguimos estar completamente satisfechos de cada momento.

Os Animo a que tratéis de ser excelentes en el momento, sea trabajo, sea con vuestra pareja, con vuestra familia o con vosotros mismos. Seamos capaces de disfrutar intensamente cada momento y ofrecer la justicia que merece ese momento, la Excelencia del Momento!

Que opinas de este concepto? Lo aplicas? Cual es tu pequeño secreto de Excelencia?